lunes, junio 29, 2009

Un Poco de Neblina

Que manera de empezar el otoño. En silencio, con frío y con llanto. Mi brazo entumido por el aire helado, y por la posición incómoda de no poder envolverle el cuerpo como quisiera. Sus hojas secándose rápidamente, y cayendo al asfalto húmedo. El compás rítmico y monótono del tiptaptip de sus pies apurados, más por escapar que por llegar a algún lado.
Y sobre todo, la alegoría poco afortunada de los mandarinos dejando caer sus frutos en la calle, donde cualquier semilla que pudiera brotar sería rápidamente destrozada por los autos.
La soledad compartida a la fuerza, las certezas amargas del desencuentro, la vorágine calma que la arrullaba.
El tiptaptip, de nuevo.
Y en algún momento, el escape cálido de pensar en esos mandarinos y en la noción de que los otoños no son eternos. Y que en poco tiempo esa calle fría y oscura volvería a ser primaveral, alegre y vigorosa, cubierta de miles de azahares.

3 comentarios:

ABRI dijo...

Un poco de neblina nunca viene mal de vez en cuando, no?. Lo mas lindo es el placer de saber como salir de ella.
Sonrisas JoAco.

Paco dijo...

Explicate en fuimosjovenes. Acá te digo nomás que está muy lindo escrito.
Y sacá el paralítico de los comentarios.

Paco dijo...

El paralítico de los comentarios es el que te pide que pongas un código antes de postear. ¿No viste que es un parralítico? Es como un policía paralítico.

Uh, que loco: copypasteando el muñequito del paralítico me aparece esto: Anota los números que oigas.