jueves, junio 18, 2009

Descargo

Por primera vez en este blog, estoy escribiendo directamente en el creador de entradas de Blogger. La primera vez para una entrada larga que no se basa en fotos, claro. Y hago esto como descargo, porque hay mil cosas que pasan por mi cabeza ultimamente y necesito sacarlas de alguna forma. Ni siquiera son tan interesantes como para charlas de borrachos, y tampoco voy a adornarlas como para que parezcan interesantes, porque no es necesario que se lean; solo que se escriban. Algo me dice que esto también podría ser un gran hito en la agonía de este blog, pero como saberlo.
La cosa es que tengo dos grandes temas fluyéndome de arriba a abajo, todo el día y en todo momento. Independientes, me rompen las pelotas por turnos, y me estoy empezando a poner psicótico.

El primero es la duda filosófica de qué carajo es el amor realmente, y sí alguna de todas las cosas que sentí en mi vida lo fueron. Me pregunto cuales son las razones por las que mis sentimientos se disuelven en el aire en determinado momento, y si la realidad es cuando estoy enamorado, o cuando estoy desencantado de todo. Acompañado de esto viene la necesidad física, y casi práctica de tener una pareja. Y me pregunto si esa necesidad de que haya un sujeto femenino a mi lado que quiera ver Maravillas Modernas conmigo es una necesidad de afecto o una cuestión utilitaria.

Lo segundo, es esta leve -e interesante- paranoia, que por ahora siento como un intento de mi inconsciente de decirme algo, obligándome a dar sentido a hechos fortuitos, a creer irresponsablemente en un ordenamiento del cosmos que me está llevando a lo que podríamos definir como el final del primer acto de mi vida. O como al desprendimiento de una cáscara.
Podría decir que me abruma un intenso impulso por salir del útero.


Lo más importante, es que vengo siguiendo estos caminos más o menos desde que tengo memoria (o al menos eso me hace creer esta simpática paranoia), y siento que ahora los dos están en su clímax. Un clímax que parece suceder solo en el sub-subconciente, porque mi inconsciente está deprimido y a mi consciente nada parece importarle mucho.

Estoy eufórico. dentro de todo, no puedo negarme que estoy eufórico. Si Ud. me viera, claro, no notaría nada. Incluso me contradeciría; usando mis propias palabras en este texto, incluso, como evidencia. y yo no podría responderle nada.

Pero algo bueno me va a pasar, ya lo creo...

5 comentarios:

Jv. dijo...

Quizá no sea necesario que sea leído, pero yo ya lo hice y comparto contigo, principalemente cuando hablas del amor.

ABRI dijo...

Es bueno que tengas fé en que algo bueno te va a suceder!
Buenisimo BLOG,
sonrisas =)

juanita* dijo...

bueno leyendote quizas entienda que me pasa... no es histeria, no es bipolar.. es un inconciente deprimido. Asi es. Como arreglarlo?
Si descubro la formula te aviso.

Langosta dijo...

Efectivamente, cuando te vea, no lo notaré....

ainosattoram dijo...

dicen los chinos que los ciclos de uno van de 12 en 12 años, a los 24 uno de los cierres fundamentales de la vida de cada uno de nosotros, sabìas?