domingo, abril 20, 2008

Un poco como siempre

Eran como las dos y cuarto de la mañana. Él se había tomado ya como cuatro roncolas, y ya no le importaba mucho casi nada. Ella sostenía su vaso al lado de su cabeza con despreocupación abrazándose el codo con su otra mano, del otro lado de la sala. Estaba paraba frente al equipo de música, revisando el iPod del dueño de casa, y sosteniendo el cable con cuidado, porque estaba medio roto, y se desconectaba.
Por los parlantes salía el tictictic que hacía la rueda al girar, y se mezclaba con su absurda selección de reggaetón, britpop y jazz.
Ella tenía medias de red rosas, una pollerita diminuta con volados y bajo eso, un oasis de piernas infinitas. Una camperita de jean y una remera snob de Sex Pistols que su espalda le ocultaba.
Se había amodorrado en el sillón más cómodo del living, y le costó bastante decidirse a abandonar su comodidad real por la utopía de esas piernas enrolladas en su cabeza. Caminó despacio, y miró la pantalla por encima de su hombro. Revisaba carpetas a toda velocidad, sabiendo lo que buscaba con la seguridad de haber rellenado ella misma el aparato. Su comentario estúpido de siempre le llamó la atención, puso un disco de una banda pop francesa, se dio vuelta y lo miró fijo.
Lo empujo juguetona dos pasos para atrás, y lo agarró de la cintura, obligándolo a bailar. Se rió, e hizo algún gesto de negación. Baila mal, y borracho es peor.
“Dame un poco de baile acá, y después nos vamos a bailar a mi casa”.
Y tuvo que bailar, nomás.

5 comentarios:

Paco dijo...

Está bueno, pero me recuerda a los textos de tu otro blog. ¿Donde quedo la diversion? ¡Viva la joda! Iupi iupi uy uy!

Yo estoy escribiendo como un condenado, y en mi blog no entra nadie... pero le puse un franchella al pie que es re simpatico

juanita* dijo...

No estoy de acuerdo con Paco, no es aburrido, este relato es de algo que paso, podria de ser en cualquier lado y lo lindo es como lo contas, con esos detalles que cada uno ve.

guayi dijo...

a me gusto la descripción de las piernas interminables, de la estupidez humana, me gusto mucho!!!!

Paco dijo...

Escribí, carajo! Tanto me cagaste a pedos!
"El metodo esto, la estructura lo otro, Nietsche, Stephen King, La Poética blablabla"
¡Dale, carajo!

Berenizz dijo...

Tengo la sensación imborrable de haber firmado antes este post =S
Quizás lo pensé solamente.
Quería poner que: ojalá me animara a ser como la chicas de las medias en red en algún momento jaja.

Hermoso el relato!