martes, octubre 09, 2007

Ballet

Por suerte, siempre tuve mis clases de ballet de los domingos. Mi profesora se llama Margot, y es francesa como corresponde a toda buena profesora de ballet. Su padre se llamaba Renardo, y había querido que su hija fuese presidente de algún país pequeño de África. Para ello, había planeado que ella naciera en uno de esos países, pero ella se rebeló y decidió nacer en Francia para ser profesora de ballet.

Diría que para ser MI profesora de ballet, pero sería presuntuoso. Yo jamás quisiera sonar presuntuoso. Aunque claro, cuando digo que voy a clases de ballet lo digo con cierto orgullo, porque no cualquiera va a clases de ballet. Y menos con Margot, que no sé si lo dije, es francesa.

A veces me quedo dormido, y Margot me llama. Y yo atiendo entre sueños, y me excita que ella me hable con acento francés. Claro que es porque estoy dormido, porque si estuviera despierto, no me excitaría. Si estuviera despierto, le compondría un poema en francés. Pero como no sé francés, casi siempre prefiero excitarme. Y le digo guarangadas en guaraní. Ella, claro, no entiende, porque sólo habla francés. Ella cree que mis guarangadas son poemas. Entonces me dice que me apure, y me presta el tutú que le regaló su papa cuando se recibió de presidente de país chiquito de África. Claro que nunca ejerció, porque no nació en dicho país. Es como un cargo Ad Honorem. Igualmente, eso le impide dar clases algunas veces cuando le toca fiesta patria.

En África tienen formas muy propias de contar los años, así que Margot a veces tiene que salir corriendo en mitad de clase, porque la fecha patria dura 15 minutos, y le avisan a última hora. Claro, decir “ última hora” es una forma poética de decirlo. Ella no se preocupa mucho, porque cree que yo soy poeta, y la puedo ayudar a interpretar lo de “última hora”. Me tiene un poco consternado por ello. Pero el tutú me relaja. Y claro, ir a mis clases de ballet los domingos.

2 comentarios:

La de Mameluco dijo...

De qué nacionalidad es tu proesora de Ballet? (je)
Muy Bueno...
Saludos!

Proyecto Langosta dijo...

Tengo otro motivo...

...(otro blog)
:)

Que bello!
igual te imaginé en tutú... (jajaja)