viernes, junio 22, 2007

Lectura

Leer es una función motora, principalmente. Se basa en el movimiento sistemático de los ojos, a la par, siguiendo el trazado de unas líneas de texto que, según el estilo de escritura, puede ser de izquierda a derecha y de arriba a abajo, de derecha a izquierda y de arriba a abajo, o de arriba a abajo y de derecha a izquierda. En nuestra cultura, la primera de las formas es la más usual (son raros los casos de otras formas, como los de Leonardo da Vinci).

El acto lector comienza con la disposición del texo frente a los ojos que deben ejecutar los movimeintos rítmicos. El texto es una serie de caracteres que van indicando al lector (sujeto que mueve los ojos) donde debe transitar el recorrido virtual de los ojos. Se usa una de las capacidades de los ojos, la de ver, para que el movimiento sea continuo y parejo.

Durante la primera competencia anual de lectura, se descubrió que, además del ya conocido dopping, otras trampas eran aplicadas: algunos lectores leían sólo una fracción de las líneas de caracteres, y algunos hasta llegaban a saltear hojas enteras con el sólo fin de ganarle segundos al cronómetro. por eso, a partir del año siguiente, se tomó la medida de agregar sentido a los caracteres. Es decir, se les aplicó un orden lógico, que formaban significados. De esta forma, si un lector no cumplía con todas las líneas, no podría responder al finalizar el certamen las preguntas que se hacían para comprobar la honestidad del deportista.


Fue en este momento que los tiempos de lectura se cuadruplicaron, y las complicaciones de algunas federaciones de lectura por comprender los significados (se habían creado más de 200.000 conjuntos de caracteres, todos distintos y combinables) hicieron que las mismas finalizaran sus actividades. Sólo un grupo de eruditos pudieron mantener el ritmo de las competencias, y el gran público dejó de asistir.


Por otro lado, las pruebas de lectura debían ser cambiadas frecuentemente; los lectores las memorizaban, o simplemente las recordaban de pruebas anteriores. Esto llevó a crear un equipo de gente que se dedicaba a escribir textos, a fin de que los mismos no se repitieran; esta actividad terminó convirtiéndose en un deporte sumamente conectado con el de la lectura.



Hoy día, la lectura se ha establecido; lentamente, el público vuelve a las canchas de lectura (bibliotecas, como se las conoce en el medio) para ver la destreza de los más álgidos lectores. Muchos lectores amateurs han podido superar pruebas riesgosas de lectura, y han salido airosos.

7 comentarios:

*Tu* dijo...

lectura deportista...

nose, leo, leo mal... pero me gusta leer... no leo en público, solo leo sola... y para las pruebas en donde tienes solo un texto que compartir...

floreado abedul...

Besos

juanita* dijo...

puta... que quilombo!!!

pero me gusta, eh. Tu atencion al detalle y a estos temas que pasan desapercibidos... pero que a la vez pasan por nuestras mentes y nunca lo articulamos. Por eso me gusta garcia marquez. Porque el tipo te describe todo lo que esta pasando, lo irrelevante o lo mas desconectado a lo que esta contando -que a su vez esta muy conectado a la creatividad-. ME explico?

Me gusta escuchar las inspiraciones de las personas al crear... muchas veces es algo que nada que ver, sin embargo de alguna manera nos conectamos.

adieu adieu..

juanita* dijo...

pd. disfruto tus acentos en el texto... los extraño.

chica confundida dijo...

Cuando me levanto, me pongo a leer textos, libro o fotocopia, para la facultad (los historiadores leemos mucho más que otros futuros profesionales). Después generalmente prendo la PC, leo un par de diarios y varios blogs, incluyendo el mío. Después a veces me pongo a escribir algún trabajo (mi tesis, digamos) lo cual también me lleva a tener que estar leyéndolo o corrigiéndolo. Lo mismo ocurre con los posts.
Siempre llevo, además de las cosas académicas, por lo menos un libro en la mochila para leer en el colectivo, en las salas de espera, cuando la profesora llega tarde, etc.
A la noche, por muerta de sueño que esté, no logro conciliarlo si no leo antes aunque sea dos o tres páginas de alguna novela, buena, regular o mala.
En fin, Paso la mayor parte del día leyendo, como quien dice, "recorriendo textos con los ojos".
Me pregunto si el resto de mi vida irá a ser así...

chica confundida dijo...

Ah!. odio la gente que "no lee porque no tiene tiempo".
analfabetos, shame on you!

juanita* dijo...

Para mi es una estructura transparente.... mas que unas malditas "ventanas"...
Es como que Apple es 3-d y real...

nunca. dijo...

jocolocoacoacocacola.
qué bueno qué áun existan ávidos escritores que me muestren historias que leeré y aún así dudo escribiré.


voy a continuar practicando
este deporte
saltando
entre tus palabras.

Esta será mi entrada en calor.