viernes, octubre 13, 2006

Retórica Teatral II

Personajes:
Julio
Rigoberto
Adalfonso

La acción transcurre en el mismo living con chirimbolos esmerilados, sólo que el fondo ha sido cambiado por un telón pintado que representa vagamente una sala de espera (gente sentada, cuadro de monja pidiendo silencio). Rigoberto y Adalfonso juegan al “Simon”, hasta que una enfermera entra, les saca el aparato, les señala el cuadro de silencio, besa a Adalfonso en los labios, y sale. Ambos se quedan en silencio, y Adalfonso saca una libreta, y comienza a escribir. JULIO: entra por donde entró y salió la enfermera. Donde tenía el grano ahora tiene una cicatriz exagerada.

RIGOBERTO: ¡Julito! ¡Mirá lo que te hicieron!
JULIO: El doctor dijo que era maligno. No yo, el grano, digo. Había que operar de urgencia.
RIGOBERTO: ¿Todo salió bien?
JULIO: Sí, el doctor increíble. Un profesional maravilloso.
RIGOBERTO: Es que esta clínica… Vos no sabés lo que me cuesta…
JULIO: (sorprendido) ¿Esto lo estás pagando vos?
RIGOBERTO: Y, que querés que te diga… Acá, Adalfonso no tiene un peso… la verdad es que yo estoy manteniendo a todo el mundo con lo que gano vendiendo mis chirimbolos esmerilados.
JULIO: Bueno, gracias, entonces. Pero, pará: hay algo que no entiendo. Si vos estás pagando todo, eso quiere decir que…
ADALFONSO: (deja de escribir, sonríe mirando su escrito, y tose para llamar la atención. Lee)

Oh, bellísima enfermera
Que eres bella porque dios así lo quiso
Dame otro beso
Porque mucho me gustas

Todos se quedan en silencio, e intercambian miradas. Rigoberto se pone a llorar.

JULIO: Bellísimo, che. Hermoso. Una obra de arte. Pero no podés andar tirando esas cosas así como así, sin avisar… acá somos gente sensible, ¿vistes?
RIGOBERTO: No, loco… dejálo nomás. Estos son los momentos que hace que valga la pena deslomarse haciendo esos chirimbolos esmerilados.
ADALFONSO: Gracias.

Rigoberto y Adalfonso se miran, y Adalfonso se pone a llorar también. Se abrazan y lloran a moco tendido. Se besan en los labios. Salen corriendo en cámara lenta.





Acá les vá el regalito multimedia del día. Puético, por sobre todas las cosas



8 comentarios:

Paco dijo...

Mi personaje favorito es Julio, porque para mi que esconde algo

quicoaventuras dijo...

buenísimo el video. es usted?

Bueno, le cuento que ya salió recién horneada una nueva Quicoaventura a todo color! pase usted...después de usted..

Juan Pablo dijo...

cuando te animé a escribir el 2do acto, nunca pensé que daría tal bizarro quiebre.

Gise dijo...

Opino igual que Paco...

Y el video me pareció de lo mejor.

Saludos :)!

chicaconfundida dijo...

Mi personaje favorito es Adalfonso, porque siempre admiro mucho a la gente que, a diferencia de mí, expresa sus sentimientos a quien quiera oírlos.
No se que le pasa a mi pc que no puedo ver el video, lo cual me pone de pésimo humor.
Sé que creés que soy tonta/que mi vida es patética porque comprarme zapatos me hace feliz... pero no, te juro que no. Hoy saqué unas fotos buenísimas que muestran que hay algo más que cabello y ciencia. ya te las voy a mandar.
Un beso.

juanita* dijo...

Retorica:
El escrito es como "muy humilde". Rigoberto? Que onda ese nombre?Claro es como historias minimas la cosa... Encajaria una escena como esta en esa peli. Escribis cortos que tienen valor, tus relatos valen (al menos a mi) pero le falta algo. Me da tristeza. No se quizas no sere el publico indicado. Y si esto lo actuan me muero del embole.

Video:
Sos "Amelio" para mi ahora. El video se llevo el premio. Esto me hace acordar a la escena de american beauty de la bolsa, o muchas partes de Amelie. En fin es algo tuyo y tengo la estupida constumbre de asociar cosas. Sera que asocio a lo que no le encuentro estilo propio? (lo hago con lo mio tb). Bueno me inspire, me agarraste aburrida en el laborum. Adio.

chicaconfundida dijo...

cuando a los quince años vi la escena de la bolsa de American Beauty por primera vez, yo era una pendeja estúpida y popular en un colegio de ricos sin ningún tipo de potencial ni sensibilidad.

Pero juro que vi esa escena y supe que algo fundamental estaba cambiando en mí, que yo sería distinta en algún momento. Y lo fui, Eureka!

juanita* dijo...

updatea y poneme en tus favoritos.